Bettina Rheims pertenece a una familia de artistas, es hija del novelista, historiador de arte y miembro de la Academia Francesa, Maurice Rheims; su hermana Natalie es actriz, escritora y productora cinematográfica y su hijo Virgile Bramly también es actor. Con estos antecedentes era casi forzoso que su devenir concurriera por los caminos del arte. Estudió periodismo al tiempo que trabajaba como modelo pero en 1978, conoció a un grupo de strippers y les realizó una serie de fotografías que marcaron el inicio de su larga carrera como fotógrafa. La serie tuvo un gran éxito y fue exhibida en el Centro Pompidou y en la galería Texbraun en París.

Su segundo trabajo, una serie realizada con animales de peluche, fue igualmente expuesta en París e incluso consiguió llegar a Nueva York, en donde obtuvo un notable éxito. Bettina Rheims, ha compaginado siempre sus trabajos personales con otros realizados por encargo para diversas firmas de publicidad y moda. Ha realizado retratos de multiples personajes famosos, tanto del mundo del espectáculo como de la política, incluido el retrato oficial del presidente francés Jacques Chirac.

Probalemente uno de sus trabajos más conocidos sea el realizado en su primera colaboración con el escritor Serge Bramly, CHAMBRE CLOSE, en el que se muestran una serie de retratos femeninos en habitaciones de hotel decoradas con papeles pintados. El libro alcanzó un gran éxito en todo el mundo y se ha reeditado en diversas ocasiones. Otras colaboraciones con Serge Bramly fueron las realizadas en 1998, INRI, que narra la vida de Jesús en ambientes contemporáneos y que levantó una gran polémica en los círculos católicos y SHANGAI, libro publicado por Robert Laffont, que retrata la ciudad a través de imágenes de mujeres de distintos orígenes.

Bettina Rheims ha dedicado la mayor parte de su vida a realizar retratos de mujeres, que si bien en una primera lectura pueden resultar exuberantes y provocativos, por su marcada sensualidad, al estudiar detenidamente su obra se puede observar en ellos un refinamiento absoluto y un total respeto por las modelos. El haber trabajado ella misma como modelo la confiere un conocimiento del medio y una complicidad total con las mujeres a las que fotografía, lo cual se deja translucir en sus magníficos trabajos.






http://www.bettina-rheims.com/

Anuncios