Elegir a un reportero gráfico, a un fotoperiodista, para traerlo a estás páginas no ha sido tarea fácil. Son muchos los que merecen que se les dediquen unas líneas; por su arrojo, por su valentía, por su profesionalidad y sobre todo porque son personas que no dudan en poner en peligro sus propias vidas para darnos a conocer lo que ocurre en el mundo.

Sin duda uno de los grandes representantes de esta profesión es el argentino Walter Astrada, ganador del World Press Photo en el año 2009.

La labor fotoperiodística de este gran reportero es sin ningún lugar a dudas una de las más arriesgadas de las últimas décadas. El mismo ha comentado que hay muchas probabilidades de que no llegue a cumplir los sesenta años. Presente en la mayoría de los conflictos acaecidos en el continente africano durante los últimos años, ha sido testigo de la violencia más cruel e inusitada. Sus imágenes nos han hablado del violento proceso postelectoral en Kenya en diciembre del 2007; del baño de sangre producido en Madagascar en febrero del 2008, en el que murieron 28 personas y 212 resultaron heridas en una protesta frente a las oficinas del presidente Marc Ravalomanana, cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego indiscriminadamente contra los manifestantes; de la caída del gobierno de Arístides en Haití y de las luchas del Congo.

Dentro de un ámbito quizás más personal, ha realizado algunos reportajes como el de The Eus, sobre el comercio sexual en Paraguay, donde cerca de un millar de travestis y transexuales son excluidos de cualquier tipo de trabajo y vida habituales, viéndose obligados a trabajar en las calles como prostitutas. Otro de sus trabajos a largo plazo ha sido la investigación llevada a cabo y aún en realización, sobre la Violencia Contra Las Mujeres. Este reportaje está siendo realizado en países muy diversos, Guatemala, India y Este del Congo, donde la violencia toma muchas formas, desde los abusos domésticos a los raptos, violaciones y asesinatos.

Las imágenes de Walter Astrada son duras, porque duras son las circunstancias en que las realiza. Son ese tipo de imágenes que no dejan indiferente a ninguna persona que las mira y que, aunque sólo sea por unos momentos, nos obligan a pensar y a desear que todo lo que estamos viendo no debe de ocurrir nunca más. En mi opinión Walter Astrada es lo que yo llamo un “remueveconciencias.”





http://www.walterastrada.com

Anuncios