Creo que a estas alturas ya va siendo hora de que me presente. Una buena parte de los que seguís este blog habéis llegado hasta él por que me conocéis, incluso algunos conocéis mi trabajo, pero para los que no es así os comento que no puede decirse en el sentido estricto de la palabra que sea fotógrafa ya que no vivo de ello. Claro que en los últimos tiempos muchos de mis amigos y compañeros que trabajaban para la prensa o en publicidad también han engrosado la cola del paro o se dedican a otras actividades para poder llegar a fin de mes.

Empecé a interesarme por la fotografía siendo muy joven pero no fue hasta hace relativamente pocos años que dispuse del tiempo suficiente para dedicarme a ello con mayor dedicación. Estudié fotografía profesional en EFTI, una de las escuelas de fotografía e imagen más prestigiosas de Madrid. Lo hice cuando todavía imperaba el sistema analógico y aún recuerdo las horas pasadas en el laboratorio y la maravillosa sensación de ver como la imagen empezaba a aflorar en el tanque de revelado. Cuando algún tiempo después me compré una cámara digital y empecé a experimentar con el revelado digital hice un par de cursos de PhotoShop para ponerme al día. Desde entonces he asistido a multitud de talleres y conferencias con los mejores profesionales del sector. Fotógrafos como Cristina García Rodero, Ricky Dávila, Jose Manuel Navia, Grabriel Brau o Jane Evelyn Atwood han dejado en mi su huella y me han enseñado a poner orden en mi caótico trabajo.

Mis imágenes no son una declaración de intenciones, no busco un discurso narrativo y en la mayoría de los casos no son una llamada a la reflexión; sólo son el reflejo de lo que veo, de aquello que encuentro a mi paso, unas veces de forma intencionada y otras simplemente porque está ahí. Me gusta la gente y me gusta observar sus costumbres, como viven, como sienten. De alguna manera se puede decir que soy un voyeur, siempre al acecho de cualquier imagen que llene mi retina. Aunque trabajo indistintamente en color o blanco y negro, debo decir que es este último formato con el que más me identifico y con el que más disfruto, ya que creo que la ausencia del color consigue resaltar las formas y las texturas y contribuye a dirigir la mirada de quienes observan las fotografías hacia lo que realmente importa y que de este modo se muestra desnudo de distracciones.

Puede parecer presuntuoso el incluirme entre los fotógrafos que os vengo mostrando, la mayoría de ellos de reconocido prestigio, pero al fin y al cabo éste es un blog de fotografía y aunque como he dicho al principio, no me gane la vida con ello, si he realizado diversas exposiciones tanto a nivel individual como colectivo y he ayudado a otras personas a introducirse en el maravilloso mundo de la fotografía, así que creo que me he ganado el derecho a estar aquí y si eso no os basta, que caray, el blog es mío.

Un saludo a todos y gracias por seguir estas páginas. Espero que no dejéis de hacerlo a partir de hoy.




http://www.melchita.es/


Anuncios