Gianni Cipriano es un fotógrafo independiente nacido en Sicilia, pero que alterna su residencia y su labor como fotorreportero entre Palermo y New York, donde ha publicado en periódicos tan importantes como el New York Times o el Wall Street Journal. Comprometido con los temas sociales de actualidad, su trabajo se centra tanto en éstos como en el desarrollo político y económico del entorno contemporáneo. 
Hijo de inmigrantes pasó su infancia y adolescencia entre Brooklyn, Ginebra y Palermo. Realizó estudios de Ingeniería Aeronáutica y Arquitectura y acabo realizando un programa de fotoperiodismo y fotografía documental en el Centro Internacional de Fotografía de New York, donde trabajo como ayudante de Ron Haviv y Christopher Anderson. En 2008 fue considerado como uno de los talentos emergentes del año por un reportaje que publicó para Getty Images y desde el 2009 forma parte de un seminario internacional para la enseñanza y la reflexión de la fotografía contemporánea que acoge a algunos de los mejores autores jóvenes del mundo.
Uno de sus trabajos más conocidos es Perfect. Inspirado sin duda por el hecho de que la belleza se haya convertido en un instrumento político en su país durante el mandato de Berlusconi, lo que ha generado un sinfín de certámenes y concursos en los que mujeres de toda condición exhiben sus atributos físicos con el fin de convertirse en la próxima reina de la belleza. Cipriano, en una crítica de hasta donde pueden llegar los cánones impuestos por la sociedad, visitó una serie de concursos de belleza no estrictamente convencionales en los que las personas que se presentaban a la elección no eran precisamente modelos ideales. Entre las concursantes figuran mujeres de edad avanzada; de peso elevado; generalmente vestidas con ajustados modelos de fuertes colorido; la mayoría de las cuales se ha practicado diversas cirugías para seguir sintiéndose jóvenes e incluso para cambiar su sexo. Gianni Cipriano refleja su belleza imperfecta de un modo sencillo y sin pretensiones, dejando que las imágenes hablen por si mismas.
Otro de sus trabajos, para mí mucho más interesante, es Where Beauty Soften your Grief. Este reportaje está realizado en una funeraria de Harlem, New York, en la que Isaiah Owens prepara a sus “clientes” con suma profesionalidad y respeto, al modo de los antiguos egipcios,  para que realicen el transito para una vida posterior. Isaiah, un auténtico artista convierte a los cadáveres en verdaderas obras maestras y sus servicios son requeridos no solamente en el estado de New York, sino también de otros muchos puntos de EEUU.
También merece la pena destacar uno de sus primeros trabajos, In The Land Of Black Coats, realizado en el año 2007 y en el que el autor se adentra en el barrio judío ortodoxo de Brooklyn para mostrarnos las costumbres y la vida cotidiana de esta comunidad. Realizado en blanco y negro, mientras que la mayoría de sus otros trabajos están hechos en color, permite centrarse en el detalle de un modo mucho más preciso y nos recuerda a algunos de los reporteros que con anterioridad en el tiempo se dedicaron a fotografiar las calles de Nueva York.
 

http://www.giannicipriano.com/44692/projects

Anuncios