Christ Suspect es un fotógrafo americano nacido en Filipinas en 1968, pero que reside en Washington DC y San Francisco. Hijo de un diplomático y rebelde por naturaleza, hace treinta años asistió a sus primeros conciertos de bandas de punk, en los que era muy habitual encontrar también grupos de skinheads. Por aquel entonces, confiesa que no tenía ni la cámara ni el valor, él dice las bolas, suficiente para fotografiar a los tipos que se reunían en los locales en los que se celebraban dichos encuentros. Sin embargo siempre ha recordado la energía, la diversión y también el peligro que como un tornado se generaba en aquellos espectáculos. 
Christ trabaja como diseñador multimedia y está especializado en video, live streaming, pod-casting y producción de video. Hace unos años se enganchó a la Street Photography llegando a ser parte de colectivo STRATA y desde hace cuatro años, como si de una asignatura pendiente se tratara, comenzó a visitar de nuevo los clubs para documentar el movimiento punk actual en Washington  DC y Baltimore, que son algunos de los lugares en los que se mueve este tipo de cultura, aunque el movimiento trasciende en ocasiones las fronteras y son muchas las personas que viajan cada año al Damaged City Festival, en donde se dan cita jóvenes llegados de Brasil, Suecia, el Reino Unido o California. 
Suspect ha reunido en un libro algunas de las imágenes que ha ido acumulando a lo largo de estos cuatros años, con la idea de mostrar que a pesar de lo que se pueda crear el movimiento punk está vivo y sigue coleando, aunque en general lo haga en pequeños locales cutres, bares y sótanos. El libro se llama “Suspect Device” y varias de sus fotografías han formado parte de la muestra que Leica ha colgado de sus paredes en su stand de la pasada edición de Photokina en Colonia. 
Sus trabajos como Street Photographer, también han sido publicados en diversos medios, desde el Huffington Post al Washington City Paper y por supuesto están presentes en múltiples webs. Ha participado en Chicago Photographic Society – First Annual Street Photography Contest, en donde recibió una mención de honor y en el Miami Street Photography Festival, entre otros encuentros. 
Yo particularmente prefiero su fotografía de calle, pues si bien las imágenes documentales sobre el movimiento punk son absolutamente correctas, y algunas de ellas muy interesantes,  me da la impresión de que en general carecen de la  fuerza que se supone pretende mostrar el autor. Será que los punks se nos han vuelto muy lights o que nuestras bandas de los 80 tenían más pinta de malotes.

http://suspectdevice.net/

Anuncios